Inicio
Municipìo
Turismo
Parque Natural
Historia
Etnografía
Patrimonio ►
Agroganadería
Tablón
Servicios
Contactar
Residencia
La Zarza

 

 

 

Patrimonio

 

RECUPERACIÓN             Badilla   Cozcurrita   Fariza   ► Mámoles  

 

Recuperación de los molinos en Mámoles

En ocasiones, hemos tratado el tema de la restauración de diferentes elementos que forman parte de nuestra Historia.

En esta ocasión, le toca el turno a los molinos de Mámoles. Todavía hoy, gracias a distintas Administraciones y sobre todo al tesón y esfuerzo de sus propietarios, que son quienes los han mantenido en pie, durante innumerables años; - primero por necesidad y luego por conservar esa memoria que pasa de generación en generación-, podemos disfrutarlos.

En Mámoles, al igual que en el resto de pueblos del Municipio, existían un respetable número de molinos harineros en su rivera. Éstos tenían, debido a las condiciones climáticas de la zona, un uso estacional; se hace imprescindible el agua en los cauces.

 

En la actualidad, nos vamos a centrar en uno de estos molinos, en el llamado, molino de Serafín.
Es el molino de planta y alzado más grande del municipio, además de ser el único que posee una cernidora en uso.
Cuenta con un soportal abierto, en la entrada, dotado de poyos de piedra, que facilitan la carga y descarga de harina y grano.

 

El agua es retenida en una gran balsa paralela al cauce de la rivera. La entrada de ésta en el molino es doble, a través de dos portones independientes que, cuando son retirados, permiten la entrada de agua en el molino.


El agua golpea sobre las aspas de los rodeznos haciendo girar las muelas. Actualmente, estas piedras son de las denominadas francesas (piedra sílex unida con argamasa y cinchada con aros metálicos). Éstas dejan mucho menos residuo de polvo en la harina, por lo que resulta ideal para el consumo humano.
Los dos rodeznos se alojan en cárcavos rematados con arcos en forma de mitra.

Uno de estos rodeznos, además de hacer girar la volandera (piedra móvil) sobre la cama (piedra que permanece fija), proporciona movimiento a la cernidora. Este ingenioso mecanismo permite separar el producto de la molienda en tres categorías: harina más fina para panificar, harina más gruesa para el ganado y, por último, el salvado.

El mecanismo es sencillo: la harina que llega al farnal, después de estar entre las dos piedras, es elevado por un sistema de cangilones hasta un “tubo horizontal” .Mediante el movimiento y, gracias a los distintos pesos de salvado y harina, caen de tres zonas diferentes. Así seleccionados, son recogidos en sacos distintos.


                            

Una de las tolvas para echar el grano                                                  Piedra en desuso

Además, del importante carácter etnográfico de estos edificios, es también destacable las comunidades de animales y vegetales que se asocian a ellos.

                         subir

 

                                

     

aytodefariza@gmail.com

Plaza de la Iglesia, s/n -49213- Fariza (Zamora)  Tlf. y Fax :980617881