Inicio
Municipìo
Turismo
Parque Natural
Historia
Etnografía
Patrimonio
Agroganadería ►
Tablón
Servicios
Contactar
Residencia
La Zarza

 

 

Agroganadería

 

LA VENDIMIA

“Cuando la mora va madura, deja la mora y vete a la uva

 Así reza uno de nuestros refranes, que avisa de la cosecha que se avecina. El verano que avanza deja sobre las vides el calor que el astro solar nos regala y a ellas alimenta. Los racimos crecen, engordan, cuelgan sobre las vides desafiando las leyes de la gravedad y mostrando, desnudos, su belleza. Todavía los racimos no tienen color. Son como esferas apiñadas y transparentes: mantienen la promesa en el aire, en suspense…Uvas autóctonas de diferentes variedades: Juan García, Verdejo, Teta de cabra y Malvasía…

 

Poco a poco, el verano se apaga y agosta la algarabía festiva y juvenil que poblaba nuestras plazas. Nuestros pueblos recuperan el silencio y la calma. La vida sigue su curso. Septiembre empieza y acuna lentamente las ramas. Todo avanza. El fruto crece y el color violeta los adorna en las parras. También el oro siembra los frutos de aquellas especies blancas que permitirán vinos  más suaves al paladar.

Otras, especialmente hermosas, no pasan por las bodegas. No. Ellas, bajo los tejados de las casas, enhebradas en cuerdas de esparto, adornan el sobrao durante el otoño y sirven de fruta fresca. Si la suerte nos acompaña, llegarán a Navidad. al tiempo que las manzanas le hacen compañía y perfuman el ambiente doméstico, asentadas sobre la madera cubierta de paja.

 

El resto, recogidas por las cuadrillas de vendimiadores, pisadas por los pies de nuestros paisanos y convertidas en mosto, entrarán dentro de las cubas, acompañadas por la madre, que les ayudará a fermentar a lo largo de todo el invierno.

            Años atrás, de la madre se extraía una deliciosa aguardiente, destilada en alquitaras de cobre. Hoy, la destilación se limita al consumo doméstico.

Viñedos que adornan y embellecen el paisaje del Duero vieron cómo ésta era también una tarea comunal. Véase a tal fin, la Ruta de los lagares en Mámoles, felizmente restaurada en nuestro Municipio. Lagares pulidos sobre enormes bloques de piedra granítica  y los casitos o casetos guardaviñas son hoy testigos de esta historia que hoy les contamos como nuestra.

Mientras los caldos reposan serenos en las bodegas, esperamos degustar su aroma y su sabor en fechas venideras. No en vano, nuestro Municipio ha sido declarado Municipio Ecológico en todas sus variantes de producción agroalimentarias.

                               

subir

 

     

aytodefariza@gmail.com

Plaza de la Iglesia, s/n -49213- Fariza (Zamora)  Tlf. y Fax :980617881